sistema inmune

Cómo reforzar el sistema inmune para afrontar el invierno

Llega el frío, y con ello llega la época en la que estamos más propensos a enfermar, nuestro sistema de defensas puede vulnerabilizarse y el habitar espacios cerrados hace que sea mas fácil que las bacterias o virus se instalen dentro de nosotros.

Para evitar que el efecto de esta exposición nos pase factura es importante reforzar nuestras defensas de manera natural. El sistema de mucosas y barreras como la intestinal y respiratoria es la primera toma de contacto de estos patógenos, mantenerlas sanas es fundamental para evitar las infecciones, y en segundo lugar, un buen ejército de anticuerpos nos ayudará a afrontar de manera mucho mas resolutiva la presencia de cualquier agente indeseado.

Hábitos saludables

Una buena alimentación. Llevar una alimentación rica en vegetales, proteínas de buena calidad y cereales integrales hará que nuestro aporte de vitaminas y minerales sea optimo y que nuestra flora intestinal sea variada y equilibrada.

            Un buen aporte en carotenos y antioxidantes con frutas y verduras coloridas mantienen a nuestras mucosas sanas, principal barrera de contención a los patógenos.

            Evita los alimentos ultra-procesados ya que son pobres en nutrientes

Un buen descanso. Es muy importante llevar un buen descanso nocturno ya que es en este momento cuando nuestro cuerpo se recupera, se regenera y lleva a cabo procesos de desintoxicación.

Ejercicio físico. Es el mejor de los inmunomoduladores, el ejercicio moderado activa nuestras defensas y las mantiene en forma, son infinitos los beneficios de la actividad física y este no iba a quedarse atrás. Evitar el sedentarismo hará que estemos mas sanos y preparados para afrontar posibles enfermedades.

Evitar la exposición a los tóxicos como el tabaco y el alcohol hará que nuestro cuerpo no pierda energía en desintoxicar y se centre mas en defendernos adecuadamente.

Controlar en estrés crónico es fundamental para prácticamente cualquier función de nuestro organismo, ya que este suprime la función inmune de forma significativa.

Plantas y suplementos que nos pueden ayudar

La equinácea y el propóleo son dos buenas opciones para prevenir y tratar infecciones virales simples. Son grandes inmunomoduladoras.

Los hongos medicinales son una excelente opción ya que tienen detrás muchos estudios que respaldan su función inmunomoduladora a parte de trabajar en otros campos mas específicos de cada uno, el reshi, shiitake y cordyceps son algunos de ellos.

Las plantas adaptógenas como el astrágalo también tienen funciones inmunomoduladoras, y son útiles para tratar el estrés crónico gracias a su acción sobre las glándulas suprarrenales y el cortisol.

La vitamina c y el zinc estimulan nuestras defensas.

Con la vitamina D suele haber déficit poblacional, ayuda a modular nuestro sistema de defensas en dosis correctas.

            El aporte de estos suplementos no sustituye, en ningún caso, el tratamiento médico ni son inocuos, siempre hay que hacerlo bajo la supervisión de un profesional.

Andrea Montesinos

Compartir en
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.