Piensos naturales

Los piensos naturales, también conocidos como alimentos naturales o alimentos crudos para mascotas, se refieren a una dieta que se compone principalmente de ingredientes frescos y sin procesar, similares a los que los ancestros de las mascotas podrían haber consumido en su estado salvaje. Estos piensos suelen incluir carnes crudas, vísceras, huesos, frutas, verduras y otros ingredientes naturales que se consideran apropiados para la dieta de la mascota.

 

La producción de piensos naturales implica seleccionar ingredientes frescos y de alta calidad. Por lo general, estos ingredientes se sirven crudos, sin cocinar, para mantener su valor nutricional y evitar la degradación de vitaminas y enzimas sensibles al calor. Los propietarios de mascotas que optan por esta dieta a menudo preparan los alimentos en casa, calculando cuidadosamente las proporciones y los nutrientes para asegurarse de que la mascota reciba una dieta equilibrada. También se pueden encontrar opciones comerciales de piensos naturales congelados o deshidratados en el mercado.

 

Los defensores de los piensos naturales argumentan que este enfoque puede proporcionar varios beneficios para las mascotas:

 

  1. Ingredientes frescos y mínimamente procesados: Los piensos naturales suelen estar compuestos por ingredientes frescos y crudos, lo que podría conservar mejor los nutrientes esenciales en comparación con los alimentos procesados.

  2. Mayor variedad de nutrientes: Al ofrecer una amplia gama de ingredientes frescos, se espera que las mascotas obtengan una variedad de nutrientes esenciales, como proteínas, grasas, vitaminas y minerales.

  3. Digestión mejorada: Algunos defensores argumentan que las dietas naturales pueden ser más fáciles de digerir para las mascotas, ya que están más cerca de lo que sus sistemas digestivos habrían evolucionado para procesar.

  4. Mejora de la salud oral: Incluir huesos crudos puede ayudar a mejorar la salud oral de las mascotas, ya que el acto de masticar puede reducir la acumulación de placa y sarro.

  5. Menos aditivos y conservantes: Dado que los piensos naturales se basan en ingredientes frescos, es menos probable que contengan aditivos, conservantes artificiales y colorantes.

Sin embargo, es importante señalar que la alimentación de piensos naturales también puede tener desafíos. Requiere un conocimiento profundo de las necesidades nutricionales específicas de las mascotas y la capacidad de crear dietas equilibradas que cumplan con esas necesidades. Una dieta inadecuada podría resultar en deficiencias nutricionales o desequilibrios, lo que puede tener efectos negativos en la salud de la mascota. Antes de cambiar la dieta de tu mascota a alimentos naturales, es fundamental consultar a un veterinario o un nutricionista animal para asegurarte de que estás proporcionando una dieta adecuada y equilibrada para las necesidades de tu mascota.