Tienda

Pétalos de rosa Pinisan 30 gr.

2,50 IVA incl.

Es laxante delicado, diurético, astringente, estimulante del organismo, eficaz antioxidante, prepara al cuerpo para defenderse de las infecciones y de los desequilibrios del sistema inmunológico. Es un reconstituyente general y combate la debilidad, el cansancio y la fatiga.

Los beneficios del rosal silvestre cuando se recurre a sus pétalos son similares a los beneficios que ofrecen los frutos, pero más suaves. Además, con los pétalos se suelen elaborar tisanas digestivas, útiles tanto para dispepsias como para trastornos intestinales, que cuentan también con una acción calmante suave, ideal para tratar problemas digestivos de origen nervioso.

las hojas y las raíces del rosal silvestre, al contrario de lo que sucede con los pétalos y los frutos, proseen propiedades laxantes suaves.

Por uso tópico, la rosa canina posee propiedades antiinflamatorias, que suelen aprovecharse en forma de cosméticos naturales para el tratamiento de pieles grasas y sensibles.
Su suave acción laxante y otros síntomas como la pérdida del apetito, tensiones premenstruales y menopausias. También es utilizado para combatir infecciones respiratorias, tos, fiebre del heno, congestión de los senos, llagas bucales, dolor de garganta, infecciones en los ojos y párpados.

En los casos de conjuntivitis se utiliza junto a la flor de eufrasia y la flor de manzanilla aplicada en forma de compresas en los ojos o colirios.

Compartir en
Descripción

En infusión: pondremos al fuego una taza de agua con una cucharadita de pétalos secos, la dejaremos hervir y seguidamente que repose, esto nos servirá para enjuagues de garganta, enjuagues vaginales o como una infusión en caso de restriñimiento. En pomada o cremas: Se maceran los pétalos en agua fría durante 48 horas removiendo de vez en cuando.

Añadir una cucharadita, por cada 250ml de agua, en un vaso, tetera, o bola infusora. Dejar reposar, filtrar si es necesario y tomar caliente o frío.

Consultar las indicaciones en el envase antes de preparar. La temperatura del agua, así como el tiempo de reposo, puede variar según el tipo de té o infusión.